Connect with us

El terrorismo no defiende, mata

El terrorismo no defiende, mata

En las últimas horas, más de cuatrocientos cohetes han caído en Israel con un único objetivo: asesinar civiles. Y lo lograron. Mahmoud Abu Asbeh, un hombre palestino de 60 años, falleció al desplomarse el edificio donde se encontraba, en la ciudad Isra…

En las últimas horas, más de cuatrocientos cohetes han caído en Israel con un único objetivo: asesinar civiles. Y lo lograron. Mahmoud Abu Asbeh, un hombre palestino de 60 años, falleció al desplomarse el edificio donde se encontraba, en la ciudad Israelí de Ashkelon, producto de un ataque de Hamas.

Asbeh vivía en la ciudad de Hebrón e iba todos los días a trabajar al sur de Israel. Así se ganaba la vida y convivía normalmente con los vecinos. Lamentablemente terminó encontrando la muerte a causa de una acción de Hamas, grupo terrorista que lo utiliza a él y otros inocentes como excusa y rehenes para llevar a cabo sus políticas asesinas. El terrorismo nunca es justo, no debemos romantizarlo ni perder el eje en que sus acciones buscan atacar civiles y los alcanzan, aunque estos sean parte de los colectivos por los que dicen luchar.

Además de los casi cien heridos durante los últimos lanzamientos de cohetes, todos los habitantes de las localidades afectadas buscan refugios antibombas cada vez que suena una sirena y las escuelas están cerradas en buena parte de Israel. Esto se suma a un año donde las organizaciones terroristas de Gaza intensificaron sus acciones con ataques de este tipo, cometas que incendiaron miles de hectáreas e intentos de infiltración con el objetivo de atacar a civiles, entre otras acciones.

Si bien las distintas facciones de la región se llevan vidas de inocentes periódicamente, este es el primer fallecido por una acción con cohetes lanzados a Israel desde 2014, cuando entre las víctimas fue alcanzado Daniel Tregerman, el pequeño de cuatro años de familia argentina y fanático de Messi, cuya foto con la camiseta de la selección argentina dio la vuelta al mundo.

La comunidad internacional debe condenar a esta organización de inmediato, así como dejar de considerarla un actor legítimo.

El flagelo del terrorismo de Hamas no distingue entre niños, ancianos, mujeres, ni se fijó en el origen de Mahmoud o la edad de Daniel. Esto debe parar.

El autor es director ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano.

Continue Reading
To Top